Ken Loach

Publicado: mayo 14, 2010 en Memorias

Ken Loach es uno de los directores más prolíficos del Reino Unido, la medida de aguante para varias de sus películas, es muy delgada. Parece que hay en sus procesos creativos un método de estudio e investigación que parte de una larga metodología de la observación. Es la herramienta básica para el hilo conductor de las historias narradas con tanto realismo como hace Loach en la mayoría de sus películas y series televisivas. Después de comprender y analizar todos los puntos posibles para desarrollar a sus personajes, que en cuyas películas muchos creen ver algo así como un “grado cero de la escritura cinematográfica”, es obvio su estilo depurado y sintético. No sabría decir con exactitud en qué trabaja más Loach al momento de hacer una cinta, podría ser en escribirla, en dirigirla, en editarla, en montarla, en musicalizarla, es un metódico aguerrido que cuida cada detalle como si todo fuera un momento imprescindible para la película misma. El detalle que perfecciona al personaje y que revoluciona al actor que normalmente pertenece al “método”, hace que las interpretaciones se conviertan en una común y eficiente forma de trasplantar la realidad a la pantalla. Supongo que también tardará mucho en hacer los castings. Así pienso en Loach, un hombre que se sienta en un sofá a imaginar su siguiente película, a visualizarla, a armarla en su mente desde el principio hasta el final, cada mínimo detalle construido en su cabeza para después pasarlo por las cámaras.

Como heredero inequívoco de las principales tendencias del cine realista de Europa y en mayor medida del cine independiente que se caracterizaba por su realismo, su inconformismo social, su crítica a la burguesía y a la sociedad, y su acercamiento a los seres anónimos de la misma, o su sentido del humor; hacen que la religiosidad, el vagabundismo, el deporte, la miseria y el dinero, sean las tesis fundamentales de Loach, una sociedad inglesa que se refugia en múltiples adornos para escapar de ese desasosiego inevitable. Es por eso que pienso en Shane Meadows, un director joven que sigue en cierto sentido los pasos de Loach, se centra en una sociedad que aparenta, que engaña al resto con sus convicciones y sus edificios, y en la profundidad de las coladeras hay muerte, tristeza y lucha por salir adelante.

Ken Loach, al igual que sus antecesores, denuncia los traumas que ocasiona en los seres humanos la vida en las ciudades industriales a pesar de los avances tecnológicos, y con sus historias sacude las conciencias de la sociedad contemporánea con el fin de mejorar sustancialmente las condiciones de la clase trabajadora (poniendo de ejemplo lo que mejor conoce: las injusticias que sufren las clases menos favorecidas en la sociedad británica).

U buen ejemplo es “Tierra y Libertad” La película narra la historia de David Carr, un trabajador sin empleo miembro del Partido Comunista de Gran Bretaña, que decide luchar en el bando republicano en la Guerra Civil española. La película está inspirada por Homenaje a Cataluña, obra de George Orwell en la que este narra su experiencia en España durante la Guerra Civil española.

Sin olvidar la grande “Lloviendo Piedras” en donde el padre de una familia que pasa de los 40 años y se queda sin trabajo, vive con su familia en un barrio pobre al norte de Inglaterra. A pesar de todas las penurias, intentará, como buen católico, que su hija Coleen lleve el mejor vestido el día de su Primera comunión.

O la inolvidable “Sweet Sixteen” que narra la historia de Liam, un adolescente que vive en Escocia, donde hay altas tasas de desempleo y criminalidad. Su madre está encarcelada por un delito cometido por su novio, que es narcotraficante. Liam desea vivir con su madre en un mundo en el que su novio no esté para amenazar su felicidad, así que necesita reunir dinero y poder ofrecerle un entorno estable. Para ello empieza a involucrarse en el mundo del tráfico de drogas y la delincuencia.

Y la cinta que por fin le dio la Palma de Oro en Cannes: “The Wind That Shakes the Barley” La historia se remonta a la Irlanda de los años 20. Está situada en los últimos días de la guerra Anglo-Irlandesa, hasta los primeros días de la guerra civil. Es la historia de un grupo de campesinos que sufren abusos por parte del ejército británico y deciden ingresar a las tropas del IRA. Luego del Tratado anglo-irlandés el grupo se divide entre quienes apoyan el tratado y quienes se oponen a él.

Loach ha ganado premios alrededor del mundo, ha estado en cientos de festivales internacionales, este año participa en Cannes una vez más y su última cinta “”Buscando a Eric” con la actuación del ex-futbolista Eric Cantona, ha sido valorada y expuesta en todo el mundo, siempre con su toque detallista, con su realismo crudo y su vitalidad para desarrollar personajes fuertes, que luchan y que son pasionales, inclusive patriotas.

Michel Dorantes de Malliard

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s