Otto Preminger

Publicado: enero 11, 2010 en Culto

Es hasta el día de hoy el director más citado y reverenciado en los círculos más amplios de cinéfilos, sobretodo en Estados Unidos. Influencia inminente en los directores más importantes de mitad del siglo XX, trasgresor y aguerrido maestro de la estética; fue el primero en retar a la censura americana. Sus impresionantes escenas delicadas y la carga de humanismo, decadencia y romanticismo; hacen de su obra una pauta tangible para el cine independiente, a pesar de haber trabajado con grandes productoras de Hollywood y con actores de la talla de Frank Sinatra, Marylin Monroe, Wallace Beery, Vincent Price, Pola Negri y muchos más; Otto Preminger siempre se mantuvo al límite de sus limpias e hipnóticas películas.

La primera intención de Otto fue la de convertirse en actor.  En sus primeros años, Otto fue capaz de recita de memoria muchos de los grandes monólogos del repertorio clásico. El mayor éxito de Otto llegaría por la interpretación del papel de Marco Antonio de la obra shakesperiana de Julio César en la Biblioteca Nacional. Poco después, comenzaría a ser él mismo el que organizaría y produciría obras de teatro. Sus primeros intentos como director fueron en Aussig donde dirigiría obras eróticas como Lulu, y obras en Berlín como Roar China, de inspiración comunista. En 1930, un rico industrial de Graz, se acercó al prometedor director para ofrecerle la dirección de una película llamada Die Grosse Liebe (The Great Lover).

Preminger emigró a Hollywood y fue ahí donde comenzaría su carrera. Laura empezó a rodarse el 27 de abril de 1944. El film fue un éxito de público y críticas, lo que le valió a Preminger su primera nominación a los Oscar. Clifton Webb lo consiguió en condición de mejor actor de reparto, Lyle Wheeler en el mejor dirección artística y Joseph La Shelle ganará en el apartado de mejor fotografía en blanco y negro. También catapultó a dos jóvenes y desconocidos actores como Gene Tierney y Dana Andrews a lo más alto del estrellato. El tema de David Raksin se convertiría en uno de las sintonías más célebres de la historia de Hollywood.

La trama negra de Laura, nos lleva a las más líricas y oscuras formas dentro de los personajes; en un viaje que bien hubiera podido haberlo hecho David Lynch o Alfred Hithchcock: Laura Hunt muere por el disparo de una escopeta de perdigones que le destroza la cara. El teniente de policía Mark McPherson, encargado de la investigación, interroga a las personas que mejor la conocieron. Un crimen y un misterio, tesis que se aloja en la mayoría de las cintas actualmente.

Fallen Angel sería uno de los siguientes proyectos. En este film, un hombre acaba en un pueblo de la California donde empieza un romance con una camarera . Pero cuando esa camarera aparece asesinada, Dana Andrews se convierte en el principal sospechoso. A pesar de su estilo estético, Fallen Angel nunca llegó a los niveles visuales de Laura.

El siguiente film de Preminger, Centennial Summer, sería la primera que pudo rodar el director en color.  El musical explica la vida de dos hermanas de una clase trabajadora, que rivalizan por el mismo hombre.

Alrededor de 1947 Preminger se mantenía ocupado con guionistas para preparar sus dos proyectos futuros, Daisy Kenyon y The Dark Wood.

Dentro del cine de Otto Preminger, la realidad se trastrueca para convertirse en un estado de sobriedad poco convencional en el cine, a pesar de varios fracasos en taquilla, hoy en día se le considera un director de culto por sus historias y sus adaptaciones que revelan al hombre ofuscado y miserable. En las cintas de Preminger el legado estético es una revelación y una delicia. Todo el cine de Preminger vale la pena y las cintas: Buenos días, tristeza, Vorágine, Éxodo, Rosebud, El cardenal, Anatomy of a murder, y la fantástica Whirlpool, también son ampliamente recomendadas. Como dato, en la cinta de John Waters, Cecil B. Demente, el director lleva un tatuaje de Otto como primicia de su fervor para acabar de una vez por todas con el Cine Comercial y así fomentar hasta las últimas consecuncias terroristas, el Cine Underground.

Frank Rikovicz

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s