Vincent Gallo

Publicado: diciembre 8, 2009 en Uncategorized

Gallo

En los créditos de Buffalo 66 y The Brown Bunny, Gallo aparece como director, escritor, editor, productor, músico, actor, narcisista, arrogante y nihilista creador de sus obras. No sorprende que le guste ser el centro de atención y la única figura presente en cualquiera de sus cintas. Sin embargo, cuando en 2003 se presentó en Cannes The Brown Bunny, el multi-disciplinario artista fue abucheado y lleno de silbidos. La crítica francesa se encargó de destrozar el filme argumentando que la escena final en la que Chlöe Sevigny le da una felación explicita a Gallo, es una muestra de su poco talento y su poca capacidad para emprender un proyecto y así mismo volverlo de una pornografía indie y barata.

De ahí la gran controversia que despertó la cinta y de cómo con el tiempo ha comenzado a ser valorada, gracias a que Gallo en un nuevo proceso de edición le redujo al filme 26 minutos, sin omitir la escena de sexo oral. A partir de ahí, se demuestra una vez más, que cualquier proceso de post-producción, es el alma y el resultado de cualquier película. Nadie duda de la tremenda pesadez y la descarada apatía de Vincent Gallo; pero también es difícil dudar de su talento. Como actor ha realizado sus mejores trabajos, en cintas de Coppola, Kusturica, Claire Denis y varios directores importantes. Su labor como músico también ha sido valorada gracias a su disco When editado por Warp Records, y tiene varias instalaciones de pintura y video en algunos de los Museos más visitados del mundo.

The Brown Bunny fue grabada en 16mm y ralentizada por una falta de narrativa total, la estética es granulada para darle una apariencia vintage al filme y lograr una imagen que es más para cintas de exposición temporal. La influencia de Andy Warhol es clara y no hay duda de que es una película de arte, de experimentación y de quiebres poco convencionales.

Desde que se estrenó, Gallo no ha dejado de pelearse con críticos y actores de todas partes, incluso con la misma Sevigny terminó a palabras diciendo que la actriz no era más que una chica de Conneticut, que cuando no está ebria, está transmitiendo el herpes de Harmony Korine; ella respondió diciendo que ha dicho cosas peores de otros.

En lo personal, The Brown Bunny es una pieza más para museos que para salas de cine. Es una instalación de video que vale la pena en un cuadrado de sala, un diseño, según la argumentación del guión, para pocos minutos y de una estructura llena de matices, con una música excepcional como el trailer lo demuestra a cargo de Jackson C. Frank, entre otros, y eso sí, una escena porno que aunque parezca no justificada, es un arbitrario juicio de la demencia y la pasión del personaje.

Hablar de Vincent Gallo sería llevarlo a los estandartes de un Dios del arte, y no es así, es un creador digno de esta época indie y decadente, que vende su espermatozoide por internet y que en otro tiempo no sería más que un farsante. No quiero dar a entender que no me gusta, al contrario, a mí me gustó The Brown Bunny y Buffalo 66, pero toda la carga que se da a él mismo, lo vuelve un estereotipo de la cinematografía y la semántica de Hollywood.

De cualquier forma, después de dos años de su estreno y con la nueva edición, la película se ganó al público y a una buena parte de la crítica ganando varios premios internacionales y rompiendo con las barreras del cine convencional americano; entre ellos: El galardón FIPRESCI del Vienna International Film Festival y la revista francesa Les Cahiers du Cinéma la nombró como una de las mejores películas del 2004. También, recientemente The Daily Telegraph la puso entre las mejores 100 películas de la década.

A todo esto, Gallo se justificó diciendo que The Brown Bunny es una alusión a la mierda y que por lo mismo hizo una cinta de mierda. Será mejor que vean la película y juzguen ustedes mismos.

Michel Dorantes de Malliard

Anuncios
comentarios
  1. cinepanorama dice:

    Buffalo Productions quitó del Youtube el trailer de The Brown Bunny, es una pena, era muy bueno, creo que está en Vimeo.

  2. Lo último que recordaba era la escena final, me gusta mucho esta película. los creditos son geniales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s