Russ Meyer

Publicado: noviembre 17, 2009 en Culto

Meyer

 

Mujeres espectaculares con opulentos senos, humor, trazas de cartoon, gradación camp, sexo y violencia como base de sus historias y el empleo de un ágil montaje y ángulos enfáticos; son algunas de las características del autor de culto Russ Meyer, el Federico Fellini del sexploitation, nacido el 21 de marzo de 1922 en Oakland.

A temprana edad, además de mostrar una inclinación natural por contemplar el escote de las féminas, Meyer comenzó a desarrollar una intensa afición por la fotografía y el cine, filmando en su adolescencia sus primeras películas caseras, algunas de las cuales fueron premiadas en diversos certámenes. En la Segunda Guerra Mundial trabajó como cámara en Europa y tras el conflicto bélico fue fotógrafo de la revista Playboy. En los años 50 conoció a una exuberante Playmate llamada Eve Turner, con terminó casándose en el año 1952. La rubia Eve y Russ comenzarían también una asociación profesional, principada con el protagonismo de Eve en la película erótica “Eve and The Handyman” (1961). Posteriormente Eve sería co-productora de los títulos más famosos de su esposo. Junto a su trayectoria fílmica, Meyer prosiguió su afición fotográfica, inmortalizando en instantáneas a bellezas de busto generoso como Anita Ekberg, Cleo Moore o June Wilkinson.

En los años 60 explotó con mayor ahínco la sexualidad y el pecho de sus protagonistas con títulos soft core en clave de comedia como “Erotica” (1961), “Wild gals of the naked west” (1962), “Heavenly bodies” (1963), “Lorna” (1964), “Fanny Hill” (1964), el clásico “Faster Pussycat! Kill! Kill!” (1965), “Motor Psycho” (1965), “Mudhoney” (1965), “Common Law Cabin” (1967), “Good Morning…and Goodbye!” (1967), “Finders Keepers, Lovers Weepers!” (1968) o “Vixen!” (1968), convirtiendo a sus excesivas estrellas femeninas, en mitos sexuales y objetos de sus divertidas y animadas fantasías eróticas.

El éxito de “Vixen!” le abrió las puertas de la 20Th Century Fox. Comedia sexploitation con apuntes satíricos que se convirtió con rapidez en un título de culto, al igual que otros filmes de Meyer como “Faster Pussycat! Kill! Kill!”

En 1969 Russ se había divorciado de Eve. A pesar de esta separación sentimental la pareja proseguiría colaborando en tareas de producción. Al año siguiente Meyer se casó con la actriz Edy Williams, por supuesto otra mujer de atractivas formas que aparecía en “Más allá del valle de las muñecas” y también en la siguiente película rodada por Russ para la Fox, “The Seven Minutes” (1972), un drama basado en una novela de Irving Wallace alejada de sus productos habituales. El film supuso una decepción para sus antiguos fans al ver cómo el cine del autor californiano ofertaba una propuesta más convencional que el director no sabía manejar con convicción y eficacia.

Así que dejó la Fox y retornó de su nuevo a su estilo con “Blacksnake!”, un film que mezclaba sexualidad y terror con el protagonismo de la blonda Anouska Hempel, “Supervixens”, con la impresionante Shari Eubank, la delirante “Beneath the valley of the Ultra-Vixens”, un entretenido bodrio voyeurístico que puso punto y final a la carrera de Meyer como director cinematográfico. Posteriormente podría ser visto como actor de comedia. En video aparecería su última cinta, el documental “Pandora Peaks”, basado en la figura de la bailarina de strip-tease que da título al film: poseedora de unas copiosas glándulas mamarias. El 18 de septiembre del año 2004 Russ Meyer fallecería a la edad de 82 años.

Michel Dorantes de Malliard

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s