Robert Altman (3 grandes filmes)

Publicado: octubre 21, 2009 en Uncategorized
Altman

Altman

Nashville (1975)

Una cinta que sin duda pertenece a uno de los mejores retratos de la sociedad americana, considerada una de las mejores 1o películas de la década de los setenta, “Nashville” es un círculo maravilloso en el que el personaje principal es la música country. El film supuso la primera obra coral de Robert Altman, a pesar de que en “MASH” ya se movió entre numerosos protagonistas, y alcanza un nivel de calidad en la filmografía del director al que sólo se le acerca “Vidas cruzadas”. “Nashville” es un mosaico épico de cinco días en la vida de veinticuatro personajes en la capital mundial de la música country y gospel.

Se recurre a la música para realizar una sátira de la sociedad americana, rodeada de un humor extravagante e inteligente; el filme gira en torno a la industria discográfica centralizada en esta ciudad. Allí una serie de personajes de la más variada condición se entrelazan a lo largo de la acción para dar una visión colorista y anárquica de los aspectos más vistosos del pueblo americano.

Cuando se estrenó en 1975, la crítica la valoró como una de las joyas del cine moderno, como una gran condición social para un Estados Unidos que en ese tiempo se concentraba en guerras y poder, igual que en la actualidad; Altman marcó un género de entrelazar a los personajes y crear un proceso de post-producción único y altamente complicado.

La película termina con una media hora memorable, una secuencia impecable que se grabó en el Partenón de Nashville.

Vidas Cruzadas (Short Cuts) (1993)

La mejor cinta coral de Altman, es un collage maravilloso de múltiples personajes de la vida diaria se entrelazan para formar historias de romance, terror, tragedia, humor. Inspirada en una serie de historias cortas y un poema del maestro del cuento estadounidense Raymond Carver.

Substituyendo las ambientaciones habituales de Carver por la ciudad de Los Ángeles, California, la película enlaza la acción de 22 personajes, en paralelo o con encuentros casuales.

Gran parte de la crítica parece haberse centrado en la gran contribución de Altman al cine, servido además por un equipo técnico de primera categoría y por unos magníficos actores. Pero si la cinta es una obra de arte, lo es o no lo es también por su adaptación y edición. No basta con hacer una levísima referencia crítica a que las criaturas de Robert Altman son marionetas: lo son en sus dictatoriales manos. Ni basta con decir que lo que muestra de la sociedad humana es descorazonador: sino que Altman tiene no sólo una insuficiente y mezquina visión de la sociedad norteamericana, sino del hombre.

La adaptación fue muy criticada debido a que los seguidores de Raymond Carver vieron la película como sosa y terrible. En los relatos de Carver los personajes tienen otros nombres y está basada en otros lugares. Muchos de los ofendidos se concentraron en la obra de Carver sin comprender el efecto coral con el que ya venía trabajando Altman desde hacía muchos años.

Es muy significativo lo que el mismo Robert Altman añade en su citado prólogo al libro de Carver: “Durante la dirección de ‘Short Cuts’ algunas cosas surgieron directamente de mi propia sensibilidad, que tiene sus peculiaridades, y así es como debe ser. Sé que Ray Carver habría comprendido el que tuviera que ir más allá del mero hecho de rendir tributo. Algo nuevo ocurrió en la película, y quizá sea ésta la manifestación más verdadera de respeto”.

Gosford Park (2001)

El objetivo central de la película es mostrar el sistema de clases británico durante los años ’30. En ese aspecto, Gosford Park sigue la tradición de la película La regla del juego (Jean Renoir, 1939), así como de la serie de televisión de los años 70 Arriba y abajo. En la película aparecen muchas historias entrecruzándose que muestran las complejas relaciones entre los personajes, tanto entre los de arriba (los invitados nobles) como entre los de abajo (los criados), e incluso, entre ambos grupos. Por ejemplo, la película muestra una sutil mirada a la moralidad sexual durante los años 30, así como también toca el tema de la homosexualidad, e incluso menciona la decadencia del Imperio Británico y la desaparición del sistema de clases.

La trama de la película es ficticia, pero el personaje de Ivor Novello está basado en un actor del mismo nombre.

La película está situada en una mansión de la campiña inglesa durante un fin de semana del año 1932. Un grupo de personas de la alta sociedad británica y dos invitados estadounidenses (acompañados todos por sus criados) se reúnen en la casa de Sir William McCordle para una cacería de fin de semana de faisanes. Durante la segunda noche ocurre un asesinato. A partir de este hecho se desarrolla una historia que combina elementos de la novela de asesinatos (al estilo de Agatha Christie) con la crítica a la alta sociedad.

Salomón Nataniel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s