Amat Escalante

Publicado: septiembre 9, 2009 en Uncategorized
Escalante

Escalante

Cuando se presentó Sangre en el Festival de Cine de Cannes, Amat Escalante tenía 26 años. Fue asistente de dirección de Carlos Reygadas en “Batalla en el cielo” y a partir de ahí comenzó a hacer cine. Sangre es en un principio repulsiva, está llena de personajes feos y totalmente grises, situados en una mediocridad que sólo un acto de brutalidad puede romper. Con encuadres que parecen no tener composición, Escalante quiebra el primer hecho de que el cine en un principio debe gustar y retroalimentar. La vida de los dos personajes de Sangre es una dramatización de lo que sucede en algún pueblo de México. El feísmo y la banalidad es al parecer el argumento que rodea a Escalante, la realidad de las personas, la gente real que se involucra con el destino y logra romper con esa vida atípica que llevaban hasta el momento. En un principio, todo esto parece ser el discurso que lleva el director a la pantalla.

Sangre es de tomas lentas, de situaciones que se fotografían por sí mismas, llena de silencios injustificados y momentos tan cotidianos que se pueden llegar a sentir en una seria relación con esta pareja que al parecer el sexo y la cotidianeidad, es lo único que los mantiene juntos. Hay que ser pacientes, todo se  impregna de actuaciones que parecen ser demasiado malas pero no son más que un ejemplo exacto del hiperrealismo dentro del cine; gente común y corriente. Para algunos muy malo y poco profesional, para otros eficaz y conveniente según el guión.

Amat Escalante es un escultor dedicado y meticuloso, en Sangre, hay una bellísima secuencia que se hace con un dolly para llegar hasta una pelea entre dos borrachos que acaba de concluir, un movimiento delicado, y una realidad perfecta nos recuerdan en escenas como esta que lo que Escalante quiere demostrar va más allá del discurso gris y aparentemente pretencioso. Y será por eso que directores mexicanos como Escalante y Reygadas ganan en festivales europeos, son valorados en otros países por su dedicación y sus argumentos muchas veces surrealistas; pero llenos de metáforas tan bellas, casi mitológicas. ¿ Y qué pasa aquí en México? ¿Porqué satanizar y desvalorizar el cine hecho por ambos directores?

Tal vez sea un cine mexicano que no está hecho para mexicanos, estoy seguro que muy pocas personas aguantarían en la pantalla grande una cinta completa de alguno de estos dos directores. Y no se alcanza a apreciar la sutileza y el enunciado, la sintaxis de sus cintas que nos llevan más allá de cualquier realidad latinoamericana, es una retórica que se lee entre líneas, como en el principio de Chéjov para la escritura de un cuento.

La segunda cinta de Escalante, “Los Bastardos”, se estrenó en 2008 y sufrió el mismo ojo crítico en México; sin embargo ganó el Premio de la Crítica en Cannes. Se trata de la vida de dos jornaleros guanajuatenses que se van a Los Ángeles y son contratados para cometer un crimen. Parece ser que Amat Escalante cuenta historias realistas que para los mexicanos son complicadas de digerir y no tan realistas, curioso en un país donde todo es surrealista y lo único que se quiere es ser hiperealista. Y entre tanto sufijo “ista” al fin y al cabo no queda la definición.

Un cine criticado y tachado de pretencioso, aburrido, mal elaborado, ¿pero será que en realidad no es comprendido como debería por la poca apertura del cine en México y en cambio países extranjeros lo valoran y lo premian por la calidad y el contenido y su valor artístico? Así es de complejo el cine de Escalante, una puerta abierta al intrincado mundo de las salas de cine que como ya se sabe, es movido por un par de personas aparentemente nietos de Satán y que en definitiva se conforman con mierdas como Amar o Morir, o alguna otra porquería mal producida y verdaderamente mal actuada.

Frank Rikovicz

Anuncios
comentarios
  1. sonneandgone dice:

    Incredible blog I enjoyed reading your information

    birthday supplies

  2. I don’t usually reply to posts but I will in this case.
    my God, i thought you were going to chip in with some decisive insght at the end there, not leave it
    with ‘we leave it to you to decide’.

  3. Olafg grefe dice:

    Super-Duper site! I am loving it!! Will come back again – taking you feeds also, Thanks.

  4. Tele dice:

    Las películas de “Santo, enmascarado de plata” también eran reconocidas en el extranjero, sobretodo en Francia, Alemania y Turquía. ¿Esto significa entonces que las películas de Santo deban de ser reconocidas como obras de arte?
    ¿Quién es el que eleva a las obras a la categoría de arte? ¿El artista, el crítico, el público, el extranjero? El artista como crítico diría Wilde.

    P.D.
    Lo que no mencionas en absoluto es que el mercado de “cine de arte” es muy amplio y mueve mucho dinero, (Cannes, Rotterdam, etc.) No se trata solamente de arte, éste mundo es más amplio y complejo, si no pregúntale a Warhol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s