Jarmusch

Publicado: julio 21, 2009 en Culto

En 1981 Jim Jarmusch graba en 16mm y con muy poco presupuesto, Permanent Vacation. Un joven marginado en Manhattan llamado Richard Boes baila de manera desenfrenada a Charlie Parker. Busca a su chica y narra en primera persona lo que significa su barrio y su gente. Así comenzó Jarmusch, hablando de marginados, con una estructura literaria gracias a sus estudios en Literatura Inglesa y norteamericana. En 1984 y con un poco más de dinero, escribe y dirige Stranger Than Paradise, un roadtrip que narra las aventuras de dos amigos y una chica húngara; los paisajes americanos, el desencanto del amor, la búsqueda insaciable de algo que no llega y de nuevo el misterio del marginado, del rechazado por la sociedad como Faulkner o Steinbeck escribieron en sus novelas típicas del sur de U.S.A. Jarmusch mostraría sus influencias más fuertes con su segundo filme en blanco y negro y es recibido por la crítica como un verdadero nuevo talento.

Down By Law (1986) cuenta la historia de tres criminales que escapan de la cárcel hacia Lousiana, con un reparto fantástico que incluye a Roberto Beningni y Tom Waits, Jarmusch experimenta con lo que sería un cine minimalista, experimental y altamente existencial. Una vez más en blanco y negro, la fotografía son planos fijos y diálogos asombrosos que a modo de comedia negra, nos llevan a una aventura en los pantanos que se vuelve una experiencia única para los personajes. A partir de aquí Jim Jarmusch trabajaría en su cine, en sus proyectos y en su obsesión con el hombre marginado, que directores como Ethan Cohen ó Paul Thomas Anderson también incluirían en sus películas.

Mistery Train y Night On Earth (1989, 1991) son cinco relatos que parten desde un taxi en New York, podría ser el libro de cuentos que siempre quizo escribir, o los cortometrajes que siempre un par de años más tarde se volvían largometrajes, como Coffee And Cigarrettes. Se sufre contra la sociedad, se rebela el personaja para lograr el arquetipo del ciudadano inconforme. Dead Man, Ghost Dog y Broken Flowers con la fantástica interpretación de Bill Murray, son sus últimos filmes. Siempre cuidando sus bandas sonoras con grandes músicos como Tom Waits, Iggy Pop y Jack White. Jim Jarmusch es sin duda un director complejísimo, con fuertes tendencias literarias y musicales, un narrador excepcional para toda una generación de marginados, melómanos y resignados sociales. Un director que está al borde de su carrera y que seguramente todavía nos dará grandes cintas. Jarmusch es el icono de toda una tribu urbana, es un escritor que carga una cámara para describir a sus personajes.

Frank Rikovicz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s