Por Derek Jarman

Publicado: julio 2, 2009 en Culto, Holy Director

Hace un par de semanas escribí un cuento en el que Derek Jarman se enfrentaba a sí mismo haciendo una película. Shakespeare aparecía como voz interna del director mientras él intentaba filmar lo que sería su último trabajo: la historia de su vida. Por supuesto que nadie leyó ese cuento y yo me puse a ver Caravaggio y Wittgenstein más de tres veces cada una, Jubilee la bajé de internet y quedé terriblemente agobiado, apesadumbrado, me sentí insignificante e inferior a una serie de leyes que Jarman sabía manejar a la perfección; pero me encantó sentirme así, profundicé en mi contorno y llegué a la conclusión de que Derek a pesar de haber sido un hombre que luchó por sus derechos como homosexual, que murió de VIH y que su sabiduría rebasó su cine y a todos sus espectadores, era un hombre con miedos y formas naturales para relacionarse con los demás y comprender su arte, ó eso es lo que yo quiero imaginar.

Revolucionó el video clip y los trabajos en 8mm, sus colaboraciones con Sex Pistols, The Smiths o R.E.M lo volvieron un icono del pop en Inglaterra. Sus primeras cintas provocaron a toda una sociedad de modales reservados hasta ese momento, en palabras de Peter Greenaway, Jarman es el único director inglés que sabe lo que hace. La capacidad para restaurar y plasmar a pensadores y pintores, lo vuelven un artista plástico firme. Caravaggio es una estampa perfecta del pintor, con sus demonios a colores y sus maneras abruptas, parece ser que la película está fotografiada por él mismo. De Wittgenstein se podría hacer una tesis entera, la brillante actuación de Karl Johnson provocó el aplauso de la gente que en realidad conoció al filósofo. Una obra pura el fragmentarismo, surrealista hasta cierto punto, escrita de manera sublime y sin duda un documento histórico que se debe de ver para comprender las teorías de uno de los pensadores más importantes.

Jarman tiene varios trabajos experimentales como Angelic Conversation con sonetos de Shakespeare, The Tempest y Eduardo II. La genialidad del director queda propiamente marcada como una de las más significativas en la historia del cine. Cameo sacó recientemente un copilado con sus tres filmes más emblemáticos, lleno de extras geniales y entrevistas con el director que marcó el rumbo del nuevo cine en Gran Bretaña.

Salomón Nataniel

Anuncios
comentarios
  1. Rhex dice:

    Aquí checando el sitio W, deberíamos volver a los tiempos del Cineclub en Villa Oporto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s