Harmony Korine

Publicado: julio 2, 2009 en Holy Director, Uncategorized
Korine

Korine

Cito a la revista inglesa Screen International: “Every generation conjures up its own envelope-pusshing film-maker -Godard, Herzog, Fellini, Jarman or Cassavetes- whose very restless originality manages to both infuriate and intoxicate those willing to sit through their films. The same might be said about Harmony Korine…

El lenguaje dentro del cine rompe constantemente y Korine se ha encargado de destrozarlo de muchas maneras posibles. Desde sus guiones “Kids” y “Ken Park” se veía un discurso profundo y violento, una alusión directa al White Trash americano, a los Rednecks que son parte fundamental de la sociedad en USA y que representan una ideología abundante en ignorancia; sin embargo la genialidad de Harmony Korine volvió lo que podría ser grotesco en una bella estampa cargada de importantes signos semánticos, de una estética arriesgada y unos personajes demasiado humanos, casi meta personajes.

Gummo es la representación exacta de un momento en la historia de USA; pero un momento que nadie va a recordar, un instante que a nadie le importa porque está rodeado de seres repulsivos, seres que han sido aventados a la suburbia americana para que todos se olviden de ellos. Una cinta imprescindible de nuestro tiempo, con tomas en 16mm que la vuelven un experimento visual lleno de arrugas y mugre como los personajes y sus casas, encuadres deliciosos y tomas llenas de música fantástica. Con la increíble Chloë Sevigny que se encargó de diseñar un vestuario sumamente adecuado. El guión es un monólogo de carácter agresivo pero en el que curiosamente se llega a sentir un tono melancólico y profundamente triste. Korine combina los elementos de manera exacta para hacer una de las películas más significativas de finales de siglo XX. A partir de ahí y con 24 años de edad se convertiría en uno de los directores voceros de una generación perdida.

Después vendría Julien Donkey Boy, siguiendo las bases de Dogma 95, con Herzog como personaje clave y unas interpretaciones brillantes por parte de Ewen Bremner y Chloë Sevigny. Cinta con la que se consagra en definitiva y en la que Werner Herzog lo adopta como nueva promesa del cine mundial. Narrada a la perfección y destinada a ser una de las mejores películas dentro del manifiesto de Dogma 95.

Y su último film Mr. Lonely, con Diego Luna y Samantha Morton. De una poética deliciosa, abruptamente distinta a sus dos anteriores cintas Mr. Lonely narra la historia de un imitador de Michael Jackson en París, ahí conoce a Marilyn Monroe que lo lleva a vivir a un castillo donde viven otros imitadores como Chaplin, El Papa, La Reina de Inglaterra, James Dean y otros. Paralelamente se puede ver a unas monjas y a un sacerdote (Herzog) que lanzan comida a los pueblos latinoamericanos, de ahí la gran metáfora de todo el filme, las monjas voladoras que invocando a Dios se reflejan en su Fe y en su destino, como Michael el personaje principal que hace Diego Luna en una de sus mejores actuaciones, se interna en una búsqueda que no termina y se encuentra en la muerte y en la belleza ajena. Cargada de secuencias y momentos hermosos, desarrollada de manera intensa y escrita con la originalidad y el encanto de Korine, Mr. Lonely es una joya del cine moderno, del cine del siglo XXI, en el que Harmony Korine es una de las propuestas indiscutibles para toda una generación necesitada de realismo poético, violencia bella e imágenes propias de un tiempo en decadencia.

Michel Dorantes de Malliard

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s